lunes, 24 de abril de 2017

Alivio momentáneo en Francia


Las primarias francesas han dado el mejor resultado posible entre la opciones presentadas. La victoria de Macrón un candidato sin partido detrás ante el peligro antisistema y populista de Le Pen va a dar un ligero respiro a una Europa desencajada por el Brexit y por el avance de los antisistemas sean de derechas o izquierdas. 

Con más del 90% de los votos escrutados, Emmanuel Macron encabeza el recuento con el 23,51%. Tras el líder de En Marche se sitúa Marina Le Pen la candidata del Frente Nacional con el 22,06%. Ya en tercer lugar está François Fillon, candidato de la derecha gaullista agrupada en torno a Los Republicanos y con un 19,73%. Luego aparece la gran sorpresa de las elecciones, Jean-Luc Mélenchon, con un 19,48% –sorpresa relativa, porque desde hace quince días los sondeos le daban cerca del 20% de los votos– y una tendencia ascendente que incluso podría servirle para arrebatar la tercera plaza a Fillon al final del recuento.

Nunca se puede prever qué ocurrirá en la segunda vuelta, pero todo apunta a que Macron será el próximo presidente de la República. Y que ganará con cierta claridad. No sólo por haber ganado con cierta claridad en esta primera vuelta, sino también porque recibirá el apoyo de sus principales rivales. 

Los porcentajes de voto de Le Pen y Mélenchon deberían preocupar a los candidatos de los partidos tradicionales y al propio Macron. El hundimiento de las formaciones clásicas de derecha e izquierda –representadas en estos comicios por Los Republicanos de Fillon y el Partido Socialista de Hamon– es histórico. 

Los dos grandes partidos pondrán sus votos a este candidato que ha surgido en menos de un año en una legislatura que va se va a estrenar va  a contar con toda clase de dificultades para llevar adelante cualquier proyecto. A fin de cuentas, hablamos de dos partidos que llevan como primera propuesta de su programa una refundación de la República, con un planteamiento económico que implicaría un enorme recorte de libertades para sus ciudadanos, el cierre de sus fronteras y la ruptura de la UE y el euro. ¿Un 40%? No parece nada tranquilizador.

7 comentarios:

  1. Bruno Macías

    Alucino...cada página le da victoria a quien le da la gana...unos a Le Pen y otros a Macron...

    ResponderEliminar
  2. José Aguilar Uceda

    Dicen que este nuevo líder francés, es más o menos como el partido de Ciudadanos, pero que no tiene un verdadero partido.

    ResponderEliminar
  3. Eduardo José Fernández

    Los mugrientos no se lo han tomado muy bien, este es el nivel de su concepto de 'democracia'.

    ResponderEliminar
  4. José Antonio García Suarez

    Un nuevo lío en Francia. Lo malo no es quien gane, sino cómo se podrá gobernar. Algo parecido a Italia y España. Creo que se nosavacinan tiempos duros y dolorosos. Esta situación no va a traer nada bueno.

    ResponderEliminar
  5. Santos Gómez Juárez

    El alivio será cuando Marine Le Pen arrase...adiós a la UE...

    ResponderEliminar
  6. Eduardo José Fernández

    Los mugrientos no se lo han tomado muy bien, este es el nivel de su concepto de 'democracia'.

    ResponderEliminar
  7. Pablo Perez Paz

    algun@ se imagina a mugrientos periodistas criticando la revolucion francesa o el mayo del 68 ,por eso francia es francia

    ResponderEliminar